La universidad No solo es ir a estudiar ...

La educación presencial representó en el pasado la única forma de aprender, hasta que se logró llegar a un periodo de modernización donde se generaron nuevos medios de aprendizaje, incorporando la digitalización en ellos. Aunque ya existan muchos métodos de aprendizajes asociados a la virtualidad y el mundo siga evolucionando en función de las nuevas tecnologías y por lo cual seria común seguir estas tendencias, la educación presencial sigue siendo el método de estudio preferido por los estudiantes. En la actualidad, el mundo ha tenido que someterse a una serie de cambios en la forma de llevar sus vidas y habituarse a una nueva realidad que permita preservar la salud humana. Esto ha hecho que sea replanteada la educación de forma significativa pues, aunque es una era con muchos recursos para poder sobrellevar la situación, ha demostrado la diferencia enorme que existe entre estos métodos de estudio en relación con la formación integral de los estudiantes. Esta situación que ha estado fuera de todo contexto conllevó a resaltar todos los beneficios que la educación de forma presencial representa para los estudiantes y que tienen relación directa con cada una de las actividades y los espacios que se pueden generar en la asistencia diaria a las instituciones.

La presencialidad es una forma de interacción continua que, sin duda garantiza una formación completa e integral de un individuo, debido a que allí se presentan un sin número de situaciones, las cuales permiten desarrollar capacidades de respuesta y mejorar a través del tiempo, la forma en la que se desenvuelve en la vida cotidiana. Sin embargo, no se esta desestimando la calidad de la educación virtual, pero si evaluando la influencia que la educación presencial tienen con respecto a la evolución y los rasgos propios de las personas que la prefieren.

Uno de los puntos a favor con los que cuenta la presencialidad son las relaciones interpersonales que se forman dentro de las instituciones y que logran potenciar en gran medida el aprendizaje del estudiante, así como una relación directa con los profesores, que genera a través de esta interacción, aspectos como la retroalimentación, para mejorar los procesos de aprendizaje que se llevan a cabo en cada asignatura. Asimismo, el compartir espacios con diferentes personas, da paso a originar un intercambio de ideas y opiniones que fomentan un pensamiento crítico y autónomo en cada uno de los estudiantes, pero que también conllevan a desarrollar un amplio sentido de escucha, para lograr ampliar los conocimientos propios y posteriormente, utilizarlos como un feedback, para enriquecer sus proyectos personales o emprendimientos que se hayan visualizado a futuro.

Sin embargo, estos no son los únicos objetivos de las relaciones interpersonales que puedan generarse en las instituciones, también se puede destacar lo mucho que influye en los estudiantes el crear lazos afectivos o vínculos de amistad con las personas que los rodean o con los que se tienen una mayor afinidad. Estas relaciones interpersonales también contribuyen en la formación integral de cada individuo, pues se fomenta el fortalecimiento del trabajo en equipo y se forja un apoyo educativo entre compañeros, que logra afianzar capacidades individuales y que también permite un crecimiento colectivo, que no solo va a ser útil mientras se estudie, sino que prepara al estudiante para situaciones laborales o del diario vivir, en donde necesite habilidades practicas del trabajo en conjunto.

De igual manera, estos lazos afectivos creados, sobrepasan la formación educativa y permiten a los estudiantes generar relaciones solidas que puedan ser llevadas a otros espacios y que son benéficas también, para esa parte social que caracteriza al ser humano. Otro de los aspectos que cabe resaltar de los encuentros presenciales es el papel activo que tiene el estudiante en su propia formación, ya que no se limita simplemente a escuchar, recibir y replicar la información, sino que también se generan espacios donde se presentan casos de estudios, que permiten evaluar los conocimientos y llevar estos a la práctica, evaluar la calidad del método de estudio y fomentar la creatividad y la capacidad de solucionar, mediante los conocimientos adquiridos en la catedra, situaciones comunes que se presentan en el día a día.

De igual manera, el trabajo independiente juega un papel importante en la educación, ya que complementa los conocimientos del estudiante y permite desarrollar habilidades de tipo investigativo, así como reforzar todas las temáticas que se abordan en las diferentes asignaturas, para garantizar que la educación no se base simplemente en obtener una calificación, sino que implique una participación permanente y activa del estudiante.

Es por esta razón que, las instituciones generalmente pretenden desarrollar en los estudiantes, algunos valores o principios que son necesarios y deben ser incorporados a medida que se avanza en el proceso educativo, a esto se refiere la educación integral, no solo se debe proyectar la formación de profesionales, sino de personas con calidad humana, que puedan salir y enfrentarse a la cotidianidad, desempeñando también una labor social y empática con el entorno. Este tipo de características, sin lugar a duda, es mucho más sencillo de evidenciar en metodos de estudio presencial, pues es allí mediante las acciones y la forma de desenvolverse de cada estudiante, donde se pude inferir cada una de las personalidades y los aspectos en los que se debe profundizar en cada caso, pues cada persona es un mundo diferente y todas las metodologías son aplicadas de manera distinta según las capacidades individuales.

Por ultimo y no menos importante, la práctica empresarial puede ser el tema que genere más incertidumbre en los estudiantes; todo lo aprendido en el transcurso del proceso educativo, finalmente va a ser aplicado o materializado y llevado a la realidad, es allí donde se da la primera oportunidad de salir y poner en práctica todos los conocimientos, actitudes y valores que se han adquirido. También es en ese punto donde se da la opción de evaluar libremente lo que podría ser su línea de trabajo, cómo y de qué forma se quiere desempeñar al terminar su vínculo con la institución o incluso pensar en una especialización según sea el caso. Lo mas importante es que, como requisito para realizar esta práctica, se cuenta con la colaboración permanente de un tutor asignado, que acompaña todo este proceso y que así mismo, proporciona herramientas y metodologías que sirven en el momento de desempeñar la función que se le ha sido asignado en la empresa; Es por esta razón, que generar esta primera apertura al mundo laboral proporciona en cierta medida una seguridad en el estudiante, pues ya tiene responsabilidades y debe desenvolverse en ese ámbito, pero cuenta con un apoyo permanente, que facilita de alguna manera esta transición y que permite desarrollar confianza y seguridad, para cuando el proceso de practica acabe y ya deba enfrentarse de manera individual a su campo laboral.