Catedral Basílica Nuestra Señora del Rosario

Esta imponente construcción hace que cualquiera se sienta inmerso en un territorio lleno de pasado, tradición y mucho orgullo. Caminar por las calles de Manizales es todo un encanto, el clima cálido parece arropar la piel y el sol ilumina el camino, por eso la mejor manera de conocerla es recorriéndole. A lo lejos, verás una gran estructura que seguro llamará tu atención; los picos, estilo gótico y bizantino y su altura de 113 metros se destacan entre el verde de la naturaleza y el concreto de las construcciones cercanas.

Aquí te sentirás como en otra época; desde el momento en que cruces las puertas sabrás que haces parte de la cultura colombiana llena de pasado y tradición. Vayas o no a rezar, las paredes, los vitrales, los cuadros, las esculturas y cada centímetro llamará tu atención. Recórrela y luego camina por sus alrededores para tomarte un jugo de fruta fresca que seguro encontrarás en la calle.